3 años de la puesta en marcha de Monterilla (Hernán Perea)

El Calar de Hernán Perea (Jaén) es, muy probablemente, el polo frío del sur peninsular, a excepción de las altas cumbres de Sierra Nevada. Las termografías, y la observación con datos térmicos realizada durante los últimos 3 años, vienen a corroborar su condición de auténtico congelador como se detalla a continuación. 

Su vasta plataforma kárstica de más de 140 km2, su elevada altitud media (entorno a los 1600 m de altitud), su casi completo cierre con elevaciones de 2000 m, y su compleja orografía, salpicada por un extenso sistema kárstico, de poljés, dolinas, lapiaces…, genera una importante cubeta donde aparecen importantes piscinas de aire frío (CAP), principalmente durante el invierno.

1

Desde su instalación, el 16 de octubre de 2016, y tras 1073 jornadas de registros, se contabilizan 472 heladas (44,0%). Esto supone prácticamente la mitad del año con temperaturas por debajo de 0ºC, con porcentajes, que, en caso de los meses invernales, llegan a alcanzar el 87% en diciembre y febrero, y del 95% en enero. Por umbrales térmicos, se registra un total de 48 jornadas con temperaturas inferiores a -10ºC (4,5%), hasta 15 días por debajo de -15ºC (1,4%), y 5 por debajo de -20ºC (0,5%)

med min

En la figura superior, aparecen las temperaturas medias de las mínimas para cada una de las jornadas del año, destacando registros de entre -10 y -13ºC en los meses de diciembre, enero, y febrero (con tres mediciones para cada uno de los valores). Destaca igualmente, la extensión temporal del invierno, con medias de las mínimas próximas a 0ºC desde finales de septiembre a mediados de mayo. Además, las jornadas estivales con los promedios más elevados no superan 11-12ºC en plena canícula (15 jul-15 ago). Durante gran parte de la misma, las medias se sitúan por debajo de los 10ºC.

Finalmente, dejamos la tabla con las temperaturas mínimas absolutas más bajas registradas en Monterilla, desde el 16 de octubre de 2016 al 23 de septiembre de 2019: 

frfr