UN INVIERNO MAQUILLADO EN LA NAVA DEL POLVO

Tras el largo periodo de confinamiento por fin hemos podido llevar a cabo la recogida de termómetros en el interior SE peninsular, especialmente los situados en la Sierra de Segura y Hernán Perea. Los resultados, parecidos al resto de termómetros ya analizados, han mostrado un invierno que se ha enmarcado en un contexto poco frío en el sur de la península ibérica. El resumen de las principales variables:

Temperaturas mínimas absolutas:

-Nava del Polvo: -15,6ºC
-Navalasno: -8,0ºC
-Pto. Lezar (Hernán Perea): -11,4ºC
-Vega de Pontones: -10,5ºC
-Zumeta: -9,0ºC
-Huebras: -6,5ºC

Temperatura media de las mínimas en invierno:

-Nava del Polvo: -2,2ºC
-Navalasno: -0,7ºC
-Pto. Lezar: -1,8ºC
-Vega de Pontones: -0,7ºC
-Zumeta: 0,1ºC
-Huebras: 0,4ºC

Nº de heladas 19/20:

-Nava del Polvo: 134
-Navalasno: 98
-Pto. Lezar: 114
-Vega de Pontones: 96
-Zumeta: 90
-Huebras: 72

El invierno 19/20 ha vuelto a ser poco frío en el interior SE, incluso algo más suave que el anterior 18/19. Las temperaturas mínima absolutas esperables oscilaban entre -11/-12, a tenor de las condiciones térmicas de estos pasados meses, pero la gran sorpresa la ha protagonizado la mega dolina de la Nava del Polvo. Por primera vez se ha podido registrar un periodo frío completo, y lo cierto es que no ha defraudado a pesar del carácter suave de este invierno. Sin duda, destaca la temperatura mínima de -15,6ºC (27 de enero de 2020), mientras que, el resto de datalogger analizados han registrado la temperatura mínima absoluta durante el periodo más frío del pasado invierno (12 al 14 de enero).

graph

Durante la madrugada del 27 de enero de 2020 se instaura un tipo de piscina de aire fría o cold air pool (CAP) de tipo tardía en zonas elevadas. La tasa de enfriamiento en la Nava del Polvo empieza a ser importante sobre las 2.50 h (inicio descenso súbito), mientras que, el resto de datalogger de la zona experimentan un descenso mucho más laxo. La zona contaba con algo de nieva fresca caída horas antes. Además, según el reanálisis el viento estaba calmado en toda la zona, pero existía abundante nubosidad de tipo bajo que empieza a disiparse progresivamente a partir de las 2 de la madrugada. En la gráfica se aprecia como se produce la rotura muy tardía del estrato de inversión (casi a las 11) señal de que las condiciones estables aguantaron en la zona más elevada del Calar (Nava del Polvo) hasta bien entrada la mañana. Las nubes bajas aparecían en zonas más bajas (Zumeta o incluso P. Lezar), con pocos cambios en la temperatura durante las primeras horas de la mañana.

8430_1_2001262301

El sondeo de medianoche también es claro. Hay una importante reducción de la humedad relativa a partir de 1791 m (826 hPa), con un cambio higromético del 66% al 34% de HR. A partir de 1800 m (la Nava del Polvo se sitúa a 1836 m) la atmósfera empezaba a se más estable, con cielos más despejados y con menor carga higrométrica. Los polos fríos ubicados a menor altitud, como el corazón de los Campos de Hernán Perea (Puerto Lézar), se vieron influenciada por nubosidad baja y mayor humedad relativa, lo que dificultó el descenso de temperatura nocturna.

En definitiva, la de Nava del Polvo es un ejemplo típico de desplome térmico nocturno con nieve fresca adaptado al invierno 19/20, y condicionado por una atmósfera que empezó a ser más estable en zonas más elevadas. El registro de -15,6ºC ha conseguido maquillar algo el invierno 19/20 en el SE peninsular.

Para finalizar, dejamos algunos fotografías de la expedición:

WhatsApp Image 2020-06-27 at 18.22.41

WhatsApp Image 2020-06-27 at 17.44.21

WhatsApp Image 2020-06-26 at 19.08.06

WhatsApp Image 2020-06-27 at 18.49.16